Educación Prenatal, Periodo Prenatal, Primera Infancia

Educación Prenatal, Periodo Prenatal y Primera Infancia

La atención a la primera infancia está cobrando cada vez un mayor protagonismo en las sociedades, dados los beneficios de toda índole que conlleva. Esta atención empieza a abarcar también el periodo prenatal, toda vez que son ya numerosas las investigaciones científicas que evidencian que los beneficios son aún mayores cuando dicha atención se presta en la fase prenatal, a través de la madre embarazada. En este contexto, la educación prenatal natural adquiere una vital importancia.

La atención en la fase prenatal, a través de la madre embarazada

La sociedad está otorgando a la primera infancia la importancia que se merece. De hecho, cada vez se incide más en el hecho de que la inversión en la infancia, y más en concreto en la primera infancia, es una muy rentable inversión, no sólo en términos económicos, sino también de felicidad y de desarrollo humano.

Pues bien, desde hace algunos años (se podría decir que desde los años ochenta del siglo XX) numerosas investigaciones científicas evidencian que dichos beneficios son aún mayores cuando dicha atención se presta en la fase prenatal, a través de la madre embarazada, pues ello repercute muy favorablemente (y de una manera muy superior a la de cualquier otra etapa en la vida) en el futuro ser que está por nacer: en su salud, su equilibrio, su desarrollo físico, emocional, intelectual, ético, etc.

La literatura científica que respalda y evidencia esta afirmación ya es muy amplia, y aumenta conforme cada vez más investigadores e instituciones académicas y científicas van descubriendo el enorme potencial de esta fase del desarrollo humano, y van centrando en él sus investigaciones.

El periodo prenatal, una continuación lógica de la primera infancia

Esta importancia cada vez más creciente (y, de alguna manera, más “reciente”) del periodo prenatal, podemos verla como una continuación lógica de los esfuerzos que desde hace años se vienen desarrollando a favor de la primera infancia.

Esta “continuación lógica” está siendo refrendada en numerosos ámbitos, al considerar que la primera infancia comprende también el periodo prenatal.

Citamos, por ejemplo, el documento «Coordinación Intersectorial de Políticas y Programas de la Primera Infancia. Experiencias en América Latina«, publicado por la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe OREALC/UNESCO, en cuya página 21 podemos leer:

“En general, la selección de edad tope de la primera infancia dependerá de lo que cada sector considere importante: el sector salud considera los primeros 5 años como el período crítico de supervivencia, mientras que para el sector educación la edad de 6 años normalmente señala el comienzo de la escuela primaria. Sin embargo, en América Latina la idea de que la primera infancia se prolonga desde el nacimiento e incluso desde el estado prenatal hasta el comienzo de la educación primaria, adquiere cada día mayor popularidad”.

Conviene asimismo destacar (por la relevancia que está obteniendo) el manifiesto  “The 1001 Critical Days. The Importance of the Conception to Age Two Period” (“Los 1001 Días Críticos: La importancia del Periodo que va desde la Concepción hasta los Dos Años”)

Dicho manifiesto ha sido elaborado por The 1001 Critical Days, una coalición promovida e impulsada por algunos de los principales partidos políticos del Reino Unido.

La importancia de la educación prenatal natural

En este contexto, es lógico que la importancia de la educación prenatal natural vaya en aumento.

Ahora bien, ¿qué es la educación prenatal natural? En el sitio web de la Asociación Nacional de Educación Prenatal (ANEP) encontarás amplia información sobre ella.

Poco a poco esperamos ir ampliando sus contenidos con informaciones, noticias, consejos, recomendaciones, artículos, y todo aquello que contribuya a dar a conocer la Educación Prenatal y acercarla a jóvenes, adolescentes, madres, padres, futuras madres, futuros padres, profesionales, organizaciones de la sociedad civil, empresas, organismos internacionales, investigadores, instituciones académicas, responsables de políticas sociales, educativas, sanitarias,  y a la sociedad en general.

Asimismo, esperamos ir publicando en su blog, el cual empieza su andadura con este post que ahora estás leyendo.

Confiamos que todo ello sea de tu interés, y que continúes acompañándonos en este apasionante viaje, cuyo objetivo es contribuir a la difusión de la Educación Prenatal, cuyos beneficios de todo tipo (tanto personales, como sociales) cada vez empiezan a ser más evidentes, y más reconocidos desde diversos ámbitos. ¿Nos acompañas?

Manuel Hurtado Fernández
Secretario General de ANEP