La sostenibilidad es ya tema central en las agendas de numerosos agentes sociales de todo el planeta. Prueba de ello es la proliferación de estrategias, planes y programas de toda índole, los cuales encuentran un excelente marco de referencia en los ODS de Naciones Unidas. En este contexto, la importancia del periodo prenatal y de la madre embarazada como claves del desarrollo sostenible, empiezan a ocupar el lugar que les corresponde.

La atención a la primera infancia está cobrando cada vez un mayor protagonismo en las sociedades, dados los beneficios de toda índole que conlleva. Esta atención empieza a abarcar también el periodo prenatal, toda vez que son ya numerosas las investigaciones científicas que evidencian que los beneficios son aún mayores cuando dicha atención se presta en la fase prenatal, a través de la madre embarazada. En este contexto, la educación prenatal natural adquiere una vital importancia.